viernes, 28 de febrero de 2014

EL COLOR DE LAS ESTRELLAS

                El color de una estrella viene determinado por su temperatura superficial. De hecho, según su color podemos saber su temperatura y la clasificación de la misma.
La clasificación de las estrellas es W-O, B, A, F,G, K, M, R, N y S, siendo las primeras   (W-O, B) las azuladas y más calientes y las últimas (R, N y S) las rojizas y más frías.
Un símil para acordarnos es el del color que va adquiriendo un pedazo de hierro al calentarlo en una fragua. Rojo al principio y pasando poco a poco al blanco conforme va aumentando su temperatura.
Aquí tenéis una pequeña tabla en la que podéis ver clasificación, color y temperatura de las estrellas, así como un ejemplo de cada una.

Clasificación
Color
Temperatura (°C)
Ejemplo
W-O
Blanco verdoso
100000
Wolf Rayet
B
Azulado
25 000
Spica
A
Blanco
11 500
Sirio
F
Blanco amarillento
7500
Canopus
G
Amarillo
6000
Sol
K
Anaranjado amarillento
4700
Arturo
M
Anaranjado
3000
Antares
R
Anaranjado rojizo
2600
CW Leonis
N
Rojo anaranjadas
2000
Betelgeuse
S
Rojo
1400
Andromedae

                Siempre hemos oído hablar del color de las estrellas aunque luego cuando miramos al cielo de no estar en lugares con cielos limpios y sin contaminación lumínica, apenas podemos distinguir un pequeño cambio en la tonalidad de las mismas, pero vamos a mostrar un pequeño truco con el que vais a poder apreciar perfectamente sus cambios de color y tono.
                Para ello vamos a necesitar  una cámara fotográfica (preferiblemente Reflex) que nos permita el enfoque manual. Apuntaremos con nuestro objetivo al cielo, en este caso a la constelación de Orión, haremos un enfoque fino y realizaremos la toma.


                Ahora me diréis “Salen las estrellas pero el color se sigue apreciando muy ligeramente, casi como a simple vista).  Paciencia…
                Ahora vamos a realizar otra toma, pero esta vez desenfocaremos las estrellas.


                Ahora sí, no?
                En esta toma podemos apreciar perfectamente su color. Fijaros en la estrella superior izquierda y su color rojizo. Se trata de Betelgeuse, la décima más brillante de nuestro cielo, una supergigante del tipo M2 (color anaranjado), con una magnitud media de 0,5. Su verdadera luminosidad se estima que es 50.000 veces la del Sol.
                Ahora vamos a combinar la primera toma que nos indica la posición exacta de las estrellas con la segunda en la que podremos distinguir perfectamente sus colores y magnitudes. Para ello no vamos a necesitar ningún programa de retoque fotográfico apilado ni nada parecido. Eso sí, habrá que tener un poco de paciencia. Igual necesitamos realizar varias tomas para conseguir el efecto deseado. Para ello realizaremos una toma con la siguiente configuración F/4.5, 15 s. de exposición, con ISO 3200 (esta configuración es aproximada y puede variar de una cámara a otra y depende del efecto que queramos  lograr.
                Y ahora viene el truco. Como ya hemos dicho la exposición es de 15 s. no?. Pues todo consiste en accionar el disparador, contar hasta 7 y entonces con cuidado de no mover la cámara, girar el anillo de enfoque rápidamente y de una sola vez para desenfocar las estrellas y dejar que la cámara termine de realizar la toma.
                Aquí tenéis el resultado.


                Curioso, no?. Ahora os toca a vosotros. Esperamos que compartáis con nosotros vuestras fotografías.

Centro Astronómico Aragonés
Agrupación Astronómica de Huesca
Jacinto Alduán Palacín (@jacinpic)

viernes, 21 de febrero de 2014

CONJUNCIÓN LUNA-MARTE-SPICA

La madrugada de este pasado jueves 20/02/2014 hemos tenido la oportunidad de observar en nuestro cielo la conjunción Luna-Marte-Spica. Esta última la estrella más brillante de la constelación de Virgo, de magnitud 1, siendo una estrella binaria compuesta por dos enanas de tipo B.
Recordemos que una conjunción es el fenómeno en el que dos cuerpos del Sistema Solar tienen la misma Longitud Celeste, por lo que vistos desde la Tierra aparentan tener una posición muy cercana en el  cielo. Las conjunciones pueden ser  planeta- Sol, dos planetas o la Luna y un planeta.
Por si os la perdisteis aquí tenéis una fotografía de esta conjunción realizada desde Huesca.



Luna a la izquierda, Marte arriba, Spica abajo derecha.

jueves, 20 de febrero de 2014

CONGELANDO EL TIEMPO

                Siempre me han resultado curiosas e interesantes las fotografías que realizadas  a alta velocidad, capturan y nos permiten disfrutar de esos momentos, que por su rapidez y escasa duración escapan a nuestros ojos, como por ejemplo la caída de una gota de agua en un charco.
                Estamos cansados de ver imágenes así en televisión, Internet, etc… realizadas con sofisticadas cámaras de alta velocidad, con iluminación especial, sensores para que el disparo sea en el momento oportuno… en fin, que parece que tengamos que disponer de unos complejos y carísimos medios para poder realizar fotografías de este tipo.
                Entonces me he preguntado: ¿y con un equipo casero? ¿qué posibilidades tenemos de hacer algo parecido?. Así que manos a la obra: manguera  de agua, cubo, una cámara y trípode.
1º Colgar la manguera en alto, un árbol nos servirá,
2º Regular la salida de agua para que caiga una gota más o menos cada 10 s.(paciencia) y regular también la altura desde la que  queremos que caiga la gota, ni desde muy alto ni desde muy bajo.
3º Colocar un cubo lleno de agua justo debajo y fijarnos en el lugar exacto donde cae la gota, en el cual pondremos algo flotando (una hoja de arbol servirá), que nos ayudará a hacer un enfoque fino con zoom en modo enfoque manual.
4º Colocamos trípode y cámara lo más cerca posible del cubo y que nos permita el enfoque.
5º Configuramos la velocidad al máximo (en el caso de mi cámara, 1/4000), y para la luminosidad jugaremos con la apertura.
Y AHORA…A DISPARAR
                Puede que penséis que  resulta difícil pillar el momento justo de entrada de la gota en el agua  y sus efectos sobre ésta, pero no lo creáis, es sencillo. Ahora si, no escatiméis en disparos porque los resultados son sorprendentes.

Aquí os dejo 3 ó 4 tomas de mi primer intento y veréis que no es tan complicado. 







jueves, 13 de febrero de 2014

“FLOTANDO EN LA INMENSIDAD DEL ÉTER”

                Durante esta larga temporada de cielos cubiertos y mientras a nuestros telescopios les salen telarañas, es buen momento para quitar otras y desempolvar esas fotos y libros arrinconados y olvidados que esperan pacientes en lo más hondo del armario para darnos gratas sorpresas.
                Ayer encontré una de ellas, un “Libro del Alumno” de Grado Superior, edición de 1928 y revisado por la censura eclesiástica en 1904. Se trata de la 8ª edición publicada durante la dictadura de Primo de Rivera, aunque la fecha de revisión del libro por la censura es como ya hemos dicho en 1904, lo que nos lleva nada más y nada menos que 110 años atrás, durante el reinado de Alfonso XIII.



                Ojeando el libro, entre los muchos temas interesantes me llamó la atención uno en concreto, que además engloba varias de mis aficiones. Se trata del tema de Geografía, dividido asimismo en tres: Geografía Astronómica, Geografía Física y Geografía Política, aunque he preferido centrarme principalmente en los dos primeros.



 Ya al comienzo del tema de Geografía,  “NUESTRO MUNDO ESTÁ AISLADO EN EL ESPACIO, FLOTANDO EN LA INMENSIDAD DEL ÉTER, COMO LOS DEMÁS CUERPOS CELESTES” nos advierte de que aunque los conocimientos en astronomía ya estaban muy avanzados por aquel entonces, vamos a encontrarnos con “cosas curiosas” a lo largo del texto, como el origen de los cráteres lunares (cráteres de volcanes extintos), la ausencia de Plutón en la lista de planetas del Sistema Solar, no por considerarlo un planeta enano, sino porque a la fecha de publicación del libro todavía quedaban dos años para que CLYDE WILLIAM TOMBAUGH lo descubriera y otras más como añadidos y correcciones realizadas por la censura eclesiástica que no desvelo para  que seáis vosotros los que podáis descubrirlas en este interesante documento, que pongo a vuestra disposición en formato PDF.
                El libro contiene las materias del curso completo de Enseñanza Primaria, Grado Superior, así que no descarto publicar poco a poco más temas del libro. Acepto sugerencias si alguien está interesado/a por alguna materia en especial.

                Ah, se me olvidaba. Para los amantes de la meteorología este tema también está incluido en el PDF. Espero que lo disfrutéis.

martes, 4 de febrero de 2014

LUNA CENICIENTA

Al igual que en las noches de Luna Llena y debido a que ésta refleja la luz del Sol nos ilumina durante la noche, la Tierra también ilumina a la Luna en sus noches.
Este fenómeno lo podemos apreciar mucho mejor los días anteriores y posteriores a la Luna Nueva cuando ésta se ha alejado lo suficiente del Sol (desde nuestra perspectiva desde la Tierra) como para poder observarla sin que éste nos deslumbre.
Esta débil luz llamada cenicienta que nuestro planeta refleja y que ilumina la Luna hace posible que podamos observar  la parte de disco lunar iluminada directamente por el Sol y también  la parte de Luna que en esos momentos permanece a la sombra.
A continuación tenéis una toma que realice el pasado día 02/02/2014.

La captura está realizada con una cámara réflex CANON EOS 600D con los siguientes ajustes: apertura f/5.6, exposición de 1/3s, ISO 3200 y teleobjetivo 250mm.