miércoles, 9 de marzo de 2016

LAS NUBES QUE QUERÍAN SER ARCOÍRIS.

Nubes iridiscentes.

El pasado sábado día 6 de marzo en una salida para la observación y fotografía de la migración de las grullas en la Alberca de Alboré, situada a orillas del pantano de la Sotonera en Huesca, además del bonito espectáculo que nos brindaron estas aves pudimos disfrutar de un fenómeno meteorológico no muy frecuente. Al menos con esa intensidad. Las nubes iridiscentes.


Nubes de todos los colores posibles y además, de una viveza extraordinaria. Unas nubes que parecían estar sacadas de un libro de cuentos.


Estas iridiscencias son más fácil de observar cerca del Sol y cuando éste es tapado por alguna nube como fue el caso, es cuando los colores se muestran en toda su gama, luminosidad y tono.


Esta irisación es provocada por la difracción de la luz del Sol a través de pequeñas gotas de agua o pequeños cristales de hielo que forman las nubes.


También fotos de las grullas ese día en: http://jacintoalduan.blogspot.com.es/2016/03/la-migracion-de-las-grullas-2016.html

"Siempre mirando al cielo".
"Máquina Tierra".

Fotografías: Jacinto Alduán Palacín

En Twitter: @jacinpic

No hay comentarios:

Publicar un comentario